Diario El País – Sábado 5 de setiembre de 1959 – Página Tapa “LA MUERTE DEL LOCUTOR BERNARDO ARANDA”

5 de setiembreLA MUERTE DEL LOCUTOR BERNARDO ARANDA

No estamos equivocados en afirmar que la forma en que halló la muerte el locutor Bernardo Aranda, mueve a la opinión pública a reclamar que se le proporciones, en su hora, si es que esa ‘hora aún no ha llegado’, de todas las conclusiones a que podría haber arribado al respecto las autoridades respectivas.

La gravedad de las circunstancias que rodean al hecho, hace pensar que la sociedad cuenta en el seno con autor o autores de crímenes inauditos, o que no existiendo ese autor o esos autores, asiste a un caso en que un incendio fortuito sorprende en su lucha a un hombre sano que se vió (sic) sin embargo, imposibilitado de reaccionar ante el avance de las llamas, de cuyas caricias no hay historia que fuesen recibidas sin protestas, no habiendo tampoco casos de suicidas que prefiriesen el fuego a otra forma de morir.

Ante el insistente reclamo de la colectividad, que se pronuncia ante nuestro diario, en defensa de los intereses de la sociedad, solo podríamos afirmar ante el silencio de las autoridades respectivas, que ellas proceden como deben proceder, dentro del tiempo que exige esta clase de investigaciones, y que la opinión pública será atendida para satisfacerle en su noble inquietud humana y social.